• Redacción

"No más por favor, no más..." Clamor del abogado víctima de policías que le aplicaron taser


Una´ bebeta´ en horas de la noche-madrugada, enmarcada con alegatos y otras situaciones propias del acaloramiento etílico degeneró en tragedia por la muerte del abogado Javier Ordóñez, de 46 años de edad, ocasionada presuntamente por agentes de la Policía. 

De acuerdo con la versión difundida en medios de comunicación capitalinos y los videos en redes sociales, en el Barrio Santa Cecilia, al occidente de la capital, varias personas ingerían licor entre ellos el jurista.


En el procedimiento, para castigar a los indisciplinados los uniformados utilizaron la denominada Pistola Taser, un arma que descarga fuertes corrientazos y reducen a quien la aplican, solo que, como lo muestran las imágenes de televisión, fue el exceso y la manera absolutamente violenta como los uniformados procedieron contra el indefenso abogado tirado en el piso, los policías encima de él como perros de presa aplicándole el Taser en diferentes partes del cuerpo. “No por favor, no por favor”, dijo Javier unas veinte veces, pero los agentes, encarnizados, no escuchaban súplicas. 

La gente, entre ellos sus compañeros, pedían a gritos no torturarlo pero los policías pusieron oídos sordos y por el contrario incrementaban el voltaje y la frecuencia. Ante la grave situación los teléfonos celulares comenzaron a grabar y pasar por las redes sociales lo que estaba sucediendo y el país se enteró del atropello. Pero el caso no paró ahí, Ordoñez fue conducido al CAI cercano donde al parecer le habrían dado otra paliza falleciendo horas más tarde en una clínica donde fue atendido médicamente pero fue tal gravedad de las lesiones sufridas que falleció   Otros detalles En el video que circuló por las redes sociales se escucha claramente la voz del abogado cuando pedía a los uniformados que no lo agredieran más con el Taser y lo dejaran tranquilo pero los policías ponían oídos sordos no obstante estarlos grabando.

Este caso ha conmovido e indignado al país por la forma bárbara, alevosa y criminal como actuaron los uniformados ante los ojos estupefactos de los colombianos. Clara López, alcaldesa de Bogotá calificó la acción policial  “extremo abuso” y ofreció asistencia jurídica a los familiares del médico fallecido con el fin que no haya impunidad.


Esto dijo la mandataria: “Ofreceremos a la familia de Javier asistencia judicial para que haya una condena ejemplar, no solo a los responsables directos, sino para que haya una reforma estructural que prevenga y sancione el abuso policial. Esto no es de manzanas podridas. La vida es sagrada!”,  Dijo también a manera de denuncia: “hemos rechazado y denunciado el abuso policial, pero al interior de la Policía no se toman medidas serias. Insistiremos a la Procuraduría y la Defensoría que actuemos conjuntamente para frenarlo. A la familia de Javier nuestra condolencia y todo el apoyo que requieran”.

La Policía La Policía Metropolitana de Bogotá, también entregó una versión de los hechos rechazando lo sucedido y enviando condolencias a la familia del jurista fallecido. El coronel Alexander Amaya, de la Metropolitana de Bogotá, explicó cómo “al llegar al lugar de los hechos habían ocho personas discutiendo como consecuencia de la ingesta de licor, tratan de disuadirlos, pero se vuelven agresivas contra la Policía.


La Policía debe someterlas y unas personas son conducidas al CAI. Una presenta molestias en su salud física y de inmediato es trasladada al centro médico más cercano, a donde llega sin signos vitales".

Es bueno recordar cómo, mientras los uniformados torturaban con el Taser, al abogado, vecinos y compañeros de la víctima no se cansaban de repetir, “los estamos grabando, los estamos grabando”. Y lo más grave, los mismos uniformados le repitieron varias veces al hoy extinto abogado: "esta vez no se me salva", por lo que él respondió que no tenía problema en pagar un comparendo. La justicia ciega inclinará la balanza hacia donde esté la razón y la verdad.   ResponderReenviar





Suscribase a nuestra página

  • White Facebook Icon

© 2020 Cali - Colombia diseñado por La Razón Wix