• Redacción

LADERA AL DÍA: La corrupción en el territorio


Por Arturo Torres

Después de varias décadas de mi vida en las cuales por la generosidad del creador y el

apoyo de un grupo importante de familia, vecin@s y amig@s de diversos perfiles sociales

y profesionales de la región, hemos podido logrado sacar adelante una indeterminada

cantidad de proyectos de desarrollo social de gran impacto en nuestros vecindarios.


No obstante consecuencia del cansancio y afectaciones físicas especialmente he

determinado dar por cerrado este ciclo y dedicarme a descansar y hacer lo humanamente

posible y lo que este a mi alcance por conservar mi salud.


Obviamente de manera adicional existen diversas motivaciones; entre otras la

impotencia que siento como ciudadano ante la multiplicidad de escenarios y eventos de

corrupción que se presentan a diario y que focalizan de manera injusta como víctimas

a habitantes de comunas y corregimientos de nuestra gran ciudad


Responsables en primer lugar algunos directores de los CALIS hoy remasterizados como

JEFES DE OFICINA a quienes por razones de falta de control y seguimiento de manera

indolente y quizá inconsciente las diversas administraciones desde su creación en 1.989

se han tomado de facto patente de corzo para que abusar de sus funciones y propiciar

la dilapidación de los recursos que asigna los diversos niveles del estado para promover

el progreso de la ciudad y atender de la mejor manera a la población más vulnerable de

nuestra urbe.


Para tal efecto en forma estratégica y mal intencionada crearon células de apoyo con

algunos seudo dirigentes comunales y otros que se disfrazan como representantes de

grupos sociales con los cuales ejercen de manera selectiva y a su amaño toda clase

de artimañas con los cuales se reparten de manera subjetiva los presupuestos y aplican

diversos comportamientos irregulares que en general van en contra del interés general

de la ciudadanía caleña.


En tercer lugar la Secretaria De Participación Ciudadana o su equivalente porque

históricamente ignora la aplicación de pautas de seguimiento y control a las Juntas De

Acción Comunal o grupos organizados en el territorio. Lo cual es provechado por

aquellos para asociarse con los jefes de oficina y responsables de planeación y

contratación al interior de las dependencias para incumplir los estatutos y de paso

cometer toda clase de irregularidades relacionadas en forma recurrente con la

corrupción.


En cuarto lugar la Dirección De Control disciplinario, a juzgar sobre la base de nuestras

propias experiencias una de las dependencias más inútiles que se cubren con los

impuestos con los cuales contribuimos todos los caleños.


En quinto lugar los organismos de control-que disponen un importante presupuesto pero

que ignoran sus funciones a la hora de defender el interés público de los habitantes de

Cali. Con la ayuda de Dios entraremos en detalle en nuestra próxima edición-Un abrazo.

Debemos concluir esta parte de nuestro comentario recurriendo a un axioma del vocablo popular NI EL ENFERMO COME NI HAY QUE DARLE.
2 vistas

Suscribase a nuestra página

  • White Facebook Icon

© 2020 Cali - Colombia diseñado por La Razón Wix