• Redacción

Entre otras cosas: SALVAVIDAS PARA ALGUNAS INVASIONES


El 28 de julio de 2009 se difundía por el periódico El País que el fenómeno de las invasiones seguía creciendo en la capital del Valle. Según la Secretaría de Vivienda de Cali, a cargo de Juan Diego Flórez, de los más de cien asentamientos ilegales que hay en la ciudad, el 40% son recientes; para la época era Alcalde el Médico JORGE IVÁN OSPINA; se estimó como parte de la solución la renovación urbana con la denominada Ciudad Paraíso para el centro que no se llevó a cabo. Se hizo la demolición de una manzana, donde se haría el complejo de la Fiscalía, sin que diez años después se haya iniciado su construcción.

Este domingo, 6 de septiembre de 2020, en el mismo medio de comunicación declara CESAR LEMUS, Asesor del Alcalde de quien se dice lidera la Unidad Contra las Invasiones quien no duda en señalar la existencia de 221 invasiones e informa algo preocupante que ojalá el CONCEJO DE CALI entrara a evaluar, “el 45% de los hogares caleños se ubica en asentamientos humanos precarios, esto representa 300.728 hogares; en total se estima que 500 mil caleños habitan en invasiones”; es decir ya se nos identificaría a más de una ciudad violenta, como la capital de las invasiones en Colombia, incluyendo gente con grandes recursos económicos, por ello dice LEMUS en la publicación: “Yo he visto en La Buitrera invasiones de casas con inversiones de $2.000 millones”

Ahora cuando el Médico OSPINA se encuentra de nuevo al frente de la Alcaldía el problema de las invasiones parece in crescendo, incluso es impresionante en lo que se han convertido los grandes separadores en vías como la autopista suroriental, la SIMÓN BOLÍVAR, verdaderos muladares, como las invasiones en los cerros y la vía al mar. Sería necesario un tratado para relacionar históricamente el tema de las invasiones y los esfuerzos en algunas de ellas para regularizarlas con celebración incluso de convenios como el celebrado el día 23 de noviembre de 2.007, hace ya trece años para facilitar el proceso de legalización y titulación masiva del lote ubicado en el barrio Lleras Camargo de la Comuna 20, lo cual fracasó cuando se había prácticamente culminado todo el proceso. CESAR LEMUS recuerda invasiones señalando desde el año 1950 con Siloé, Terrón Colorado, Alto Aguacatal y otras.

Pero el tema esencial es que nuevamente el LEGISLADOR se ocupa del tema, se trata de la Ley 2044 del 2020 "POR EL CUAL SE DICTAN NORMAS PARA EL SANEAMIENTO DE PREDIOS OCUPADOS POR ASENTAMIENTOS HUMANOS ILEGALES” y tiene por OBJETO sanear de manera definitiva la propiedad de los asentamientos humanos ilegales consolidados y precarios en bienes baldíos urbanos, bienes fiscales titula bies, y los que existan en predios de propiedad legítima a favor de particulares, cuya ocupación o posesión, sea mayor de diez (10 años).

Los equipos de expertos con lo que deben contar los MUNICIPIO O DISTRITOS exige ser conocedores del tema que indudablemente tiene raíces históricas, ellos deben ir de la manos de juristas que adelanten procedimientos verdaderamente innovadores como la identificación y su transformación jurídica de Bienes Baldíos Urbanos a Bienes Fiscales Titulables para lo cual en el término de doce (12) meses posteriores a la promulgación de esta ley, realizarán un ESTUDIO TÉCNICO Y JURÍDICO que permita establecer el área y la existencia por 20 años o más, de todos los espacios públicos construidos, es decir esta responsabilidad corresponde al actual Alcalde.

Luego se procederá al INVENTARIO en el término de seis (6) meses posteriores a la realización de los estudios técnicos, inventario de bienes de uso público y bienes afectos al uso público producto de la legalización de asentamientos humanos ilegales, los cuales se encuentren señalados en actos administrativos o que por 20 años o más, se han considerado como espacio público, independiente de quien ostente la titularidad del derecho real de dominio.

Es poner orden en el tema de tierras, por ello la ley conlleva igualmente titulación de predios de uso público a favor de entidades territoriales tales como vías, parques, plazoletas, edificaciones institucionales o dotacionales y de servicios públicos.

En el caso de predios de particulares con asentamientos humanos en las condiciones establecidas, se prevé la EXPROPIACIÓN, el valor de la indemnización del predio, será equivalente al 10% del valor comercial del predio, que sólo serán pagados al propietario legítimo y a falta de éste a sus herederos, que se hayan hecho parte en el procedimiento.

La oportunidad legal es muy grande para salir un poco de la condición tercermundista de ciudad por su desorganización territorial, entre otros aspectos, aprovechar que el Gobierno Nacional, dentro de los seis (6) meses siguientes a la expedición de la presente Ley, deberá someter a consideración del Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES), un documento en el cual se establezca un Plan Nacional de Regularización y Mejoramiento de Asentamientos Ilegales.


Suscribase a nuestra página

  • White Facebook Icon

© 2020 Cali - Colombia diseñado por La Razón Wix