• Redacción

Entre otras cosas: Cadena perpetua a discreción


Por Diego Rojas Girón

Abogado constitucionalista

Propio del populismo legislativo, sin ninguna consideración criminológica, se consideraría aplicar la cadena perpetua al feminicidio y al narcotráfico, cuando la reforma constitucional aprobada en junio de este año de cadena perpetua para violadores y asesinos de menores aún no se ha reglamentado, el Gobierno tiene plazo de un año para presentarla al Congreso, es volver a reformar el reciente reformado artículo 34 de la Constitución.


Sea anotar que en el caso del narcotráfico existen situaciones donde lamentablemente confluyen una serie de aspectos como el desempleo de profesionales, algunas personas presionadas por las circunstancias se convierten en “mulas humanas” atestando sus estomago de numerosas bolsas de droga a cambio de una paga. No se podrá decir que quedan excluidos de la nueva pena, porque muchos han hecho de ello un modus vivendi y que no decir de los raspachines, gente humilde dedicada a esa labor en zonas donde la erradicación ha sido imposible por una u otra razón.


En medio de una pandemia como el covid-19 que pareciese incontrolable, además sus catastróficas consecuencias económicas, que importante sería que nuestros legisladores se ocupasen de abordar la situación, más que de legislar para las tribunas, ahora cuando tendrán que considerar el presupuesto de la nación para el 2021 es la gran oportunidad y no echar mano a la temida solución escabrosa de reformas tributarias.


A lo anterior, a un estudio serio por el congreso deben someterse necesariamente los ESTADOS DE EXCEPCIÓN en la modalidad de emergencia económica, IMPERIOSAMENTE deben ser abordados para estudiarlos, pues este medio año confinados de 2020 convirtió a muchos municipios en republiquitas y más de un gobernante en dictadorzuelo desapareciendo prácticamente los controles en medio de una maraña de decretos del ejecutivo que estadísticamente en cuanto a producción deja muy mal parado a nuestros Congresistas y a que se replantee el mismo bicameralismo en la agilización de los proyectos de ley y de reformas constitucionales, más que pensar en rebajar las dietas o pagos a senadores y representantes, muchísimo más importante es contar con una sola Cámara, simplemente denominada CONGRESO DE LA REPÚBLICA O SENADO DE COLOMBIA.


Igualmente, el tema de la reforma a la justicia no puede ser cosmética, se debe considerar:


- Las audiencias como regla general deben ser concentradas, salvo pruebas y en la audiencia de ALEGATOS no se deben reemplazar por presentarlos por escrito, sino en audiencia con fallo por el Juzgador y sustentación de la apelación en la misma audiencia.


- El pago de las providencias no puede seguir siendo otro proceso largo y tedioso con más perjuicio para las víctimas, debe ser dentro de la vigencia presupuestal en que se profieren o más tardar al primer trimestre de la siguiente.


- La jurisdicción de ejecución de penas y medidas de seguridad se debe crear para que no sea el INPEC el que disponga el manejo del recluso, sino el juez de ejecución de penas y medidas de seguridad con posibilidad de recurrir sus decisiones en efecto devolutivo ante una Sala de ejecución de penas y medidas de seguridad de los Tribunales Superiores para que no sea la segunda instancia el Juez que profirió la sentencia condenatoria lo que no garantiza el derecho de defensa y pone contra la pared al juez de ejecución de penas contra el juez sentenciador.


- Implementar en Colombia un plan de política criminal debe significar la estructuración de una COMISIÓN de expertos Criminólogos, ajenos a la Rama judicial o Fiscalía porque ellos son esencialmente operadores de la justicia; el Ministerio de Justicia sería el coordinador, pero quien preside sería uno de los expertos en el tema, para lo cual podría contar con Universidades que desarrollen el programa de criminología que no se debe confundir con lo penal. NO EXISTE UNA VERDADERA POLITICA CRIMINAL EN COLOMBIA, todo se limita a más policías, más cámaras, ley seca, no parrilleros en moto; todo manejos circunstanciales y estadística o muertometria, siempre diciendo que disminuyen los homicidios, todos los Gobernantes dicen los mismo, de ser así viviríamos en un paraíso, cuando el número de homicidios al momento es mayor a las víctimas del covid-19.


- La COMISION IINTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS CIDH no puede seguir siendo un organismo lejano, sino aproximada, en su seno existen centenares de casos de colombianos que han sufrido por atropellos y abusos del aparato estatal, sin que ello sea relevante, por no ser noticia de impacto, son víctimas vergonzantes


Posdata. Lo de la corrupción es un mal mundial, David T. Hines, un empresario de 29 años de Florida que obtuvo préstamos por 3.9 millones de dólares del programa de protección de nóminas del gobierno federal, se gastó gran parte en adquirir un automóvil deportivo Lamborghini y en estancias en hoteles de lujo, según reportó The Washington Post, según lo informó el periodista Jesús del Toro en: Yahoo-noticias.

Suscribase a nuestra página

  • White Facebook Icon

© 2020 Cali - Colombia diseñado por La Razón Wix