• Redacción

En la Plaza de Toros de Palmira, los espectadores son los zancudos

En el abandono total se encuentra el centro de diversión, que desde años atrás no alberga espectáculos públicos.


Deprimente es el estado de la Plaza de Toros de Palmira ‘Agustín Barona Pinillos’, fundada el 27 de marzo de 1949 y que hoy es un foco de contaminación a raíz del abandono total en que la tienen sus administradores.


El redondel actualmente le sirve de criadero a mosquitos y cuanta larva se pueda procrear allí, pues las aguas a raíz de las lluvias se han estancado y presentan un color verdoso..


En materia sanitaria, este hecho representa un peligro para la comunidad de los barrios aledaños al centro de recreación pues como se sabe, las aguas estancadas se prestan para la procreación del mosquito aedes aegyptis, encargado de transmitir el dengue.


Desde la década de los noventa, cuando la plaza de toros de Cali, asumió el manejo del redondel de Palmira y cuando precisamente era Presidente de la entidad el palmirano, Edgar Materón, se hablaba de las millonarias pérdidas y de la probabilidad de un cierre definitivo, situación que nunca se informó.


Esta plaza con capacidad para albergar a 8.050 aficionados, no se sabe si por la calidad del espectáculo o porque otra razón desde 1995 no logró concitar a ciudadanos para que participaran de los festejos taurinos, y por ejemplo en esa oportunidad cuando se llevaron a cabo dos corridas, no se copó ni la tercera parte del aforo.


Lo cierto es que desde esa época la Plaza de Toros Agustín Barona Pinillos venía arrojando un saldo en rojo que según conocedores del tema nunca ha podido superar.


También se ha venido hablando del precario estado en que se encuentra la estructura del centro de diversión, que en su lado de sombra, según expertos presenta serias averías que no permitirían el ingreso de espectadores en el caso que se pensara reabrirla.


En los últimos años se habló en la posibilidad de convertirla en un gran centro cultural que diera albergue a diferentes expresiones culturales y artísticas, pero de ello nada se sabe.

La situación de la plaza de toros es similar a la contaminación que se presentó en las piscinas olímpica y semiolimpica y del bosque municipal, que en su momento fue denunciada por la Contraloría Municipal.


Las fotos son más que dicientes


La gráfica es dramática el criadero del zancudo portador del dengue tiene aquí su hábitat más adecuado. Foto especial para La Razón.



19 vistas

Suscribase a nuestra página

  • White Facebook Icon

© 2020 Cali - Colombia diseñado por La Razón Wix