• Redacción

Crece el misterio por la muerte del agente Mendoza: Su esposa cree que no tenía Covid19

Del Hospital San Roque de Pradera fue enviado irregularmente a la Clínica Recuperar cuando debió hacerlo a la Policlínica- ¿Por qué razón? ¿Otro falso positivo? ¿Buena acción del llamado Cartel del Covid19?

El Diario La Razón, dio la noticia la semana anterior en la que Adriana Gisela Rosero Echeverri, narró la situación de su esposo, el agente de la Policía, Alexander Mendoza Buitrago, recluido en el Hospital San Roque, de Pradera, al parecer por una tos y cómo desde el momento de ingresarlo no volvió a saber nada de él. 

La vida le cambió de manera drástica al punto que decidió esperar pacientemente pero la confusión siempre fue su compañía, nadie decía la verdad, la información era precaria y los interrogantes aumentaron no obstante enterarse que le estaba aplicando medicamentos y lo trasladarían a otro centro hospitalario en Cali y de ahí a la casa. 


Era una especie de peloteo y nada concreto por eso acudió a los medios de comunicación contando y denunciando lo que pasaba con su esposo. Finalmente le llegó la triste noticia. “un médico me dijo que había entrado en crisis, estaba muy grave y lo tuvieron que intubar”. Amerita severa investigación Y aquí comienza otra macabra historia: La Clínica Recuperar de Cali, situada en el Barrio Tequendama a la que fue enviado desde el Hospital San Roque de Pradera, no tiene nada que ver con la Policía, ni siquiera un convenio, entonces es inexplicable esa remisión que hoy genera serias dudas y cuestionamientos que deberá despejar la investigación. En la Clínica dicen que el agente fue atendido porque del Hospital de Pradera les informaron que no tenía EPS.

Gisella fue dos veces a ese sitio en dos ocasiones y lo alcanzó a ver ya con la tubería conectada: un detalle que causa sorpresa es que el uniformado gozaba de completa salud, comía bien, hacía ejercicio y estaba próximo al retiro y su esposa espera un bebé lo que dio pie para solicitar una nueva prueba de Covid19 que deberá practicarse al cadáver y así confirmar o desechar dudas. En el tiempo que permaneció el agente en ese lugar a la esposa solo la dejaron entrar dos veces sin darle ninguna explicación sobre la evolución del paciente. La idoneidad de ese centro hospitalario lo pone en duda la esposa del patrullero fallecido porque en las dos ocasiones que la dejaron entrar a cuidados intensivos no le pusieron traje de bioseguridad, ni siquiera un sencillo tapabocas.

Este caso ha despertado una serie de dudas en relación con la llamada “entubada”, dudas que deben ser despejadas de manera contundente por el Ministerio del ramo o las autoridades judiciales.


La esposa de uniformado fue a la Policía en busca de ayuda confirmando que no tenía convenio alguno con la Clínica Recuperar. Y lo más grave, que lo habían recibido porque no tenía EPS, entonces ¿el Carné de Policía no le abría al menos las puertas de la Policlínica? La verdad este caso tiene mucha tela de donde cortar. Ella espera los resultados de la prueba que le practicaran hoy miércoles, pues no ha presentado ningún síntoma que le haga sospechar que es portadora del virus.

Suscribase a nuestra página

  • White Facebook Icon

© 2020 Cali - Colombia diseñado por La Razón Wix