• Redacción

Apetitosa licitación de 60 mil millones despierta graves denuncias por presunto favorecimiento


Nuevamente la alcaldía está en el ojo del huracán por la apertura del proceso licitatorio para contratar a la empresa de seguridad que vigilará las dependencias de la alcaldía. Todo indicaría que se busca beneficiar a una sola compañía en detrimento de la libre participación empresarial.

Lo que está en juego es una gran licitación por valor de 60 mil millones de pesos para la vigilancia de todas las dependencias de la alcaldía municipal y por eso los ojos de las veedurías y la prensa se posaron en una audiencia pública para escuchar las observaciones al proceso licitatorio, las cuales fueron muchísimas y muy delicadas.

El primer reclamo fue la transparencia en el proceso licitatorio para que todas las empresas oferentes puedan competir en igualdad de condiciones. A juicio de las empresas, consorcios y Uniones Temporales interesadas en lograr la licitación, los requisitos de la licitación son hechos a la medida de una empresa, la cual si bien no fue mencionada, se trataría de Seguridad Atlas, la actual beneficiaria del contrato de vigilancia del año 2020.

En el proceso contractual es lo que se llama pliego sastre, hecho a la medida de un contratista para beneficiarlo de un contrato.

Los otros hechos que inducen a pensar en el favorecimiento tienen que ver con que la administración incluyó unos perfiles administrativos a un nivel de detalle que claramente salen de hojas de vida específicas de la empresa Seguridad Atlas y con base en esto otorga puntaje dentro del proceso, acogiéndose vagamente en que es de puntaje y no habilitante. En pocas palabras ninguna de las empresas participantes, distintas a Atlas cumple los requisitos como lo exige el pliego de condiciones.


Pero hay otro hecho que llama poderosamente la atención y es que se apoyan en la inclusión social para pedir la contratación de 30 mujeres cabeza de hogar, 20 jóvenes - primer empleo y 20 prepensionados y precisan que si los participantes cumplen con ese requisito en las cifras establecidas recibirán 15 puntos de calificación con el evidente propósito, dijo una de las fuentes consultadas por La Razón de favorecer a Atlas, porque dicha empresa viene cumpliendo con ese requisito al ser beneficiaria del contrato del 2020. Expresa la fuente que tampoco tiene ningún sentido pedir a las empresas participantes que tengan ese personal contratado en Cali cuando se trata de una licitación en la cual pueden participar empresas de todo el territorio nacional.

Mini pymes

Otro de los puntos cuestionados fue presentado por la empresa Servagro se refiere a la solicitud para que la alcaldía de cumplimiento a lo dispuesto en el numeral 6 del mismo artículo 33 de la Ley 2069 de 2020, el cual a su tenor literal reza: “ARTÍCULO 33. PROMOCIÓN DEL ACCESO DE LAS MIPYMES AL MERCADO DE COMPRAS PÚBLICAS. Modifíquese el artículo 12 de la Ley 590 de 2000, el cual quedará así: "ARTÍCULO 12. Promoción del acceso de las MIPYMES al mercado de Compras Públicas.

Con el fin de promover el acceso de las MIPYMES al mercado de Compras Públicas, las Entidades Estatales indistintamente de su régimen de contratación, los patrimonios autónomos constituidos por Entidades Estatales y los particulares que ejecuten recursos públicos:

1. Promoverán la división del Proceso de Contratación EN LOTES O SEGMENTOS que faciliten la participación de las MIPYMES en el Proceso de Contratación.” (Subrayado y resaltado propio)

Lo anterior, señala la empresa Servagro, teniendo en cuenta que observamos que la entidad dispuso la contratación del servicio de vigilancia y seguridad privada para un solo adjudicatario, contraviniendo lo dispuesto en esta ley para promover la división de los procesos de contratación en lotes o segmentos.

Requisitos insólitos

Como para redondear el cúmulo de irregularidades observadas en ese proceso licitatorio aparece que dentro de las exigencias para un coordinador del contrato se requiere de cursos de primeros auxilios de 30 horas, cursos de riesgos, en brigadas de emergencia. Este funcionario no es operativo, de modo que los requisitos están diseñados para descartar y favorecer empresas. De igual manera se expresa que la empresa contratante debe acreditar en su nómina a 20 supervisores. Aunque fueron muchas las observaciones, en el ambiente quedó flotando que existe un proceso sesgado que se orienta a favorecer a una empresa en particular.


71 vistas0 comentarios